Bicarbonato
Todos algunas vez nos hemos preguntado qué hacer con el bicarbonato de sodio. Por este motivo te explicamos estos 8 interesantes usos del bicarbonato de sodio que puedes aplicar en casa.

  1. gargarasbEnjuague bucal. El bicarbonato de sodio mantiene fresca tu boca, neutralizando el mal aliento. Lo único que debes hacer es mezclar bicarbonato sódico en medio vaso de agua, hacer gárgaras, escupir y enjuagar.
  2. Limpiador de aparatos de ortodoncia o prótesis dentales. Elimina los residuos acumulados que se generan durante todo el día, además de mantener tus aparatos frescos y sin olores. ¿Cómo? Muy sencillo, aplicamos un poco de producto en un cepillo de dientes, frotamos y enjuagamos.Dentadurab
  3. Antiácido. El bicarbonato es muy utilizado para aliviar dolores de estómago. Con media cucharadita de bicarbonato sódico en un vaso de agua es suficiente para acabar con la indigestión o la acidez estomacal.
  4. Exfoliante facial y corporal. El principal beneficio del uso del bicarbonato de sodio como exfoliante es la eliminación de grasa y suciedad de nuestro rostro o cuerpo. Simplemente mezclamos agua con bicarbonato y aplicamos con suavidad, realizando un pequeño masaje en el
    área escogida y enjuagamos con abundante agua.
  5. exfoliarQuita manchas. El bicarbonato de sodio es perfecto para quitar esas manchas de aceites o grasas que se derramen en superficies tales como pisos, pavimentos.. etc. Lo único que debes hacer es agregar en la zona afectada el bicarbonato de sodio, frotar y enjuagar.
  6. Elimina olores. Es uno de los usos más curiosos del bicarbonato de sodio. Incorporar en el armario un bote con un poco de producto. Mantendrá el armario fresco y sin malos olores.
  7. Desinfectantes de alimentos. El bicarbonato sódico se utiliza para eliminar los pesticidas de las frutas y hortalizas frescas. Coloca un poco de producto en un paño húmedo, frota y enjuaga con abundante agua.
  8. Aliviar y tratar picaduras de insectos. Un remedio poco conocido pero eficaz. Mezclar una pequeña cantidad de bicarbonato de sodio en agua y aplicar en la superficie afectada.