halitosis

La afección conocida como mal aliento -o halitosis en términos más formales- se origina de manera natural y como consecuencia de una higiene deficiente, la acumulación excesiva de bacterias en la cavidad bucal y el consumo de especias. No obstante, un mal aliento persistente podría encarar la presencia de enfermedades digestivas o respiratorias.

Aunque sufrir de este mal se ha convertido para la mayoría en motivo de intranquilidad, vergüenza y zozobra, las estadísticas señalan que el mal aliento es un problema frecuente que afecta a 1 de cada 3 personas, por lo que un tercio de la población sería vulnerable a padecer de halitosis en alguna ocasión.

¿Cómo quitar el mal aliento?

Si bien el mal aliento -definido por expertos como una “enfermedad social”– no es un agente directamente perjudicial para la salud, tiene repercusión en la forma en que el individuo afronta encuentros cercanos con otras personas. Si tienes mal aliento o sospechas que puedes tener mal aliento, considera los siguientes consejos para quebrantar esta dificultad:

  1. Vigila tu higiene: Refuerza tu salud bucal con una rutina especial de higiene que incluya un correcto cepillado de dientes, el uso de hilo dental y enjuague bucal, de este modo estarás eliminando el 90% de las bacterias causantes del mal aliento.
  2. Cuida tu alimentación: Cuida que tus alimentos no contengan sabores aromáticos fuertes y abstente cuanto puedas de ingerir picantes y grasas saturadas para evitar el mal aliento.
  3. Limpia el dorso de tu lengua: Antes de descubrir más remedios para quitar el mal aliento debes saber que la boca es la puerta de entrada de los alimentos que, al descomponerse, facilitan la proliferación de bacterias que se adhieren a la superficie de la lengua. Limpia tu lengua usando un cepillo de dientes común o un limpiador de lenguas con raspador suave.
  4. Mastica menta fresca: Pocos remedios para quitar el mal aliento son tan naturales como la menta y el perejil. Mastica porciones moderadas si percibes mal olor y se esfumará en minutos.
  5. Usa un antiséptico bucal: Si el problema persiste, tu médico podrá indicar el uso de antisépticos bucales de acción bactericida como la clorhexidina para disminuir el número de bacterias y a su vez el mal aliento.
  6. Bebe suficiente agua: Toma dos litros de agua al día para evitar la sequedad en la boca e hidratar las mucosas.
  7. Visita a tu odontólogo: Programa una cita con tu odontólogo cada seis meses. Él sabrá cómo quitar el mal aliento si es de origen dental y será tu aliado en el control de caries y otras enfermedades responsables del mal aliento.
  8. Toma una cita con el otorrinolaringólogo: Si el mal aliento se rehúsa a desaparecer se recomienda la ayuda de un profesional que descarte cualquier enfermedad del aparato respiratorio (rinitis, sinusitis, faringitis…) que pudiera estar originado el mal aliento.
  9. Acude a un gastroenterólogo: Asegúrate de visitar a un especialista en estómago y esófago para que puedas ser recetado con tratamientos adecuados si alojas la bacteria helicobacter pylori o padeces de reflujo gastroesofágico.

Muchas recomendaciones han surgido entorno a los remedios para quitar el mal aliento, sin embargo, vale la pena computar la duración de los síntomas para formar una idea clara de cómo quitar el mal aliento definitivamente para entablar mejores nexos sociales y potenciar nuestra salud.