carillas dentales
Las carillas dentales son unas láminas muy finas que se fijan en la parte frontal de los dientes mediante un adhesivo para corregir problemas estéticos como fracturas, manchas, desigualdad de tamaño y forma, u otros defectos. Su colocación es muy sencilla e indolora y da como resultado una sonrisa blanca y natural para muchos años.

Existen dos tipos de carillas dentales:

  •  Carillas dentales de porcelana. De gran calidad, en muchos tonos y resultados muy naturales. Tienen un alto nivel de tolerancia y son muy resistentes.
  • Carillas dentales de composite. Más económicas y rápidas de colocar pero también se deterioran antes. Su implantación no requiere tallar el diente por lo que requieren un menor número de sesiones en el dentista y a diferencia de las carillas dentales de porcelana, son reversibles.

Aunque las carillas dentales no requieren de muchos cuidados especiales, si queremos que nos duren debemos mantenerlas en las mejores condiciones. Por eso, te dejamos aquí unos consejos para cuidarlas y mantenerlas como nuevas, tanto si la carilla dental es de porcelana o composite, y que también son válidos para el cuidado de los dientes en general.

  1.  Mantener una higiene dental completa, con un cepillado después de las comidas, uso del hilo dental de forma diaria y de enjuagues bucales periódicamente. Debemos tener en cuenta que la carilla dental se coloca sobre los dientes y aunque ésta no vaya a desarrollar caries, los dientes siguen corriendo el riesgo.
  2. Tras la colocación de una carilla dental, deberemos acudir a una primera revisión al pasar una semana, para que el especialista compruebe su estado. Después, deberemos visitar una vez al año al dentistacomo mínimo, para mantener las carillas dentales en óptimas condiciones. El profesional considerará entonces si puede ser necesario su blanqueamiento con productos, deben pulirse o llevar a cabo un raspado. En caso de que se nos rompa o desprenda una carilla dental, el dentista nos la arreglará o sustituirá.
  3. Una de las razones por las que la carilla dental se queda adherida al diente se debe a la utilización de una resina en su colocación que es susceptible de sufrir manchas y decoloración. Es por ello, que debemos evitar el tabaco que además de amarillear los dientes, también lo hace con las carillas dentales.
  4. Evitar las pastas dentríficas abrasivas ya pueden rayar el material de tus carillas dentales o deteriorarlo.
  5. Evitar realizar acciones con los dientes como cortar hilos, cintas, abrir botellas, morder cáscaras frutos secos… y otras que puedan constituir una fuente de gran impacto sobre la carilla dental.abrir botella
  6. Es posible que entre los dos y cinco años posteriores puedas observar alguna mancha en la carilla dental. Esto se debe al consumo de café, té, vino, y algunos zumos y refrescos oscuros que favorecen la pérdida de color y el oscurecimiento de los dientes y de las carillas dentales, por lo que no se debe abusar de ellos.
  7. En el caso de que practiquemos deportes de contacto como el boxeo o el baloncesto es aconsejable el uso de protectores bucales.
  8. Cuidado con las salsas como el kétchup o la mostaza que pueden también alterar el color de tus carillas dentales.
  9. No friccionar y/o apretar los dientes para evitar que las carillas dentales se desgasten, se rompan o se despeguen. Se recomienda a aquellos pacientes que sufran bruxismo la utilización de una férula de descarga para evitar fracturas en una carilla dental.