canstockphoto6604577Cuando se trata de ir al dentista hay que tener muchas variables en cuenta . Lo primero que suele mirar el paciente es la profesionalidad del dentista (sigue habiendo mucho temor al dolor de los tratamientos dentales). Pero no sólo eso, el gasto elevado que supone, por ejemplo, un implante, siempre nos hace dudar. A continuación te dejamos unas pautas a seguir para elegir el dentista que más se adecue a tu situación.

Situación geográfica:

Lógicamente siempre queremos que la consulta del dentista esté cerca de casa. Empieza buscando por tu zona, pero si vives en un pueblo o en las afueras de una ciudad, no descartes desplazarte unos kilómetros. Los precios varían mucho de un sitio a otro. Tampoco vayas a buscar muy lejos, ten en cuenta que algunos tratamientos dentales necesitan varias citas y pueden durar meses.

Recomendaciones de amigos:

Suele ser una fuente fiable de información. Infórmate con gente de tu entorno sobre dentistas de calidad y no muy caros. Aún así ten cuidado, si tu amigo es cliente habitual, puede tener un sesgo a la hora de juzgar a su dentista. Recoge información de manera crítica y contrástala.

Has encontrado algunos dentistas, ¿Ahora qué?:

Lo primero, infórmate en internet del dentista, de si tiene número de colegiado, qué experiencia tiene y en qué materias. Los dentistas han estudiado una carrera médica, pero algunos están especializados en tratamientos de ortodoncia y otros en implantes, por poner un ejemplo. El colegio de odontología de cada provincia/comunidad autónoma facilita mucha información sobre cada dentista.

¿Qué tratamientos ofrece el dentista?:

Algunas clínicas sólo ofrecen tratamientos especializados (centros de implantología). Si lo que necesitas es otra cosa, descártalas. Muchas consultas privadas tienen un abanico amplio de tratamientos, esto suele deberse a que se reúnen 2 o 3 especialistas y colaboran. Intenta averiguar qué material usan (nacional, europeo, chino…)

No te dejes impresionar por los precios gancho:

Como hacen muchas de las franquicias de dentistas más conocidas de España, usan precios irrisorios para atraer clientes. Lo que ocultan estos precios (ej: implante por 230 euros), es que sólo tienen en cuenta una pieza del tratamiento completo, obviando las siguientes consultas, anestesia, cirugía, piezas etc.. Si un implante vale lo que vale, es por algo. Pero eso no quita que puedas comparar entre varios especialistas para opinar sobre presupuestos.

Ya he elegido:

Si ya has elegido, normalmente la primera consulta suele ser gratuita, y te permite evaluar al dentista en gran medida. Lo normal es que pida hacerte una radiografía para evaluar él mismo el tratamiento. Si no te convence, no dudes en anular la siguiente cita, y acudir a otro dentista.

Voy a empezar el tratamiento, ¿Puedo financiarlo?:

La mayoría de las clínicas dentales ofrecen financiación a sus clientes, ya sea privada, o acudiendo a una entidad externa con la que tenga convenio. Los seguros dentales cubren algunos tratamientos, pero para los implantes por ejemplo, lo que hacen es ofrecer consultas afiliadas que tiene precios preferenciales.

Estas pautas deberían permitirte elegir un dentista de manera objetiva, sin caer en las típicas trampas de los precios gancho, o los tratamientos milagro.