blanqueamiento dental
Los alimentos ricos en taninos, el café y sobre todo el tabaco, hacen que los dientes se pongan amarillentos. Sin duda, cuando esto ocurre es algo bastante antiestético, por lo que conviene realizarse un blanqueamiento dental. Este proceso para blanquear los dientes siempre debe ser realizado por un profesional. En este artículo vamos a detallarte en 5 sencillos pasos cómo se blanquean los dientes.

Antes de comenzar con el proceso para blanquear los dientes, conviene realizar una visita previa a la clínica para que el profesional pueda inspeccionar la dentadura y analizar el tratamiento de blanqueamiento dental que precisa el paciente, su duración o si necesita más de una sesión para blanquear los dientes.

Una vez determinado por el profesional el tipo de tratamiento de blanqueamiento dental que necesita el paciente, se fija una cita para realizar el blanqueamiento dental. Veamos a continuación como blanquear los dientes de una manera rápida y efectiva en 5 sencillos pasos.

Proceso de blanqueamiento dental láser

  1. En primer lugar, hay que destacar que los tratamientos clínicos para blanquear los dientes se realizan en una sesión que no suele superar los 50 minutos. La primera fase del tratamiento para blanquear los dientes consiste en preparar la boca para el blanqueamiento dental. Normalmente se emplea un protector que tiene una doble función: mantener abierta la boca para que no se produzcan alteraciones durante el proceso de blanqueamiento dental y delimitar la zona que se va a blanquear.
  2. En la segunda fase del proceso de blanqueamiento dental, se fija una barrera con un material resinoso para proteger las encías y las pequeñas incisiones gingivales. Esta resina se endurece y evita que las encías se vean afectadas en el proceso de blanqueamiento dental.Blanqueamiento dental láser
  3. A continuación se aplica el llamado agente blanqueador sobre los dientes con un pequeño pincel. Es una fase muy importante del proceso, porque hay que recubrir con el gel blanqueador toda la superficie de los dientes, sin dejar ni un pequeño hueco libre para que el blanqueamiento dental sea uniforme. Este gel blanqueador puede estar compuesto por dos materiales: peróxido de carbomida o peróxido de hidrógeno. La única diferencia entre ambos productos es que el peróxido de carbomida actúa de forma más lenta, por lo que el tratamiento de blanqueamiento dental puede alargarse un poco más.
  4. Una vez suministrado el gel blanqueador por toda la dentadura, es el momento de la aplicación del láser o las luces LED que promueven la rapidez con la que actúa el agente blanqueador. Aunque la aplicación del haz de luz nunca es superior a 30 segundos, es obligatorio que el paciente se coloque unas gafas protectoras para mantener a salvo los ojos en esta fase del proceso de blanqueamiento dental. Es un momento muy importante del proceso para blanquear los dientes, ya que es la aplicación de este haz de luz lo que provoca la oxidación del gel de peróxido. El blanqueamiento dental está en continua evolución, por ello el láser está dejando paso a las luces LED en los tratamientos de blanqueamiento dental.
  5. En la última fase del tratamiento para blanquear los dientes, el dentista retira la resina protectora de las encías, el protector de la boca y llega el momento de evaluar los resultados y comparar el color previo que tenían los dientes con el obtenido tras el blanqueamiento dental.

Ya conoces como blanquear los dientes de una manera segura y profesional. Y es que como puedes comprobar, el blanqueamiento dental es una técnica efectiva gracias a la experiencia que tienen los profesionales en este tipo de tratamientos. Además, se trata de un método económico, eficaz y sobre todo rápido para lograr que la dentadura recupere su color natural.