Dentista explicando el tratamiento

Tal y como comentábamos en este post sobre cómo perder el miedo al dentista, la odontofobia es algo real y muy serio. Un problema que sufre hasta un 15% de la población del que no hay que avergonzarse.

Aunque los pacientes pueden poner de su parte para minimizar el miedo al dentista, es importante que los odontólogos sepan cómo hacer frente al miedo al dentista y traten de ayudar a los pacientes a superarla. Cada vez hay más dentistas que se especializan en tratar a pacientes con este tipo de problemas, desarrollando métodos alternativos de diagnóstico y tratamientos.

La comunicación es fundamental

Una de las cosas más importantes es la comunicación con el paciente; concretar la cita a una hora tranquila; mostrar un trato amable, profesional y cercano, evitando comentarios humillantes o tratando de quitarle importancia a la fobia. Es importante que el dentista se tome su tiempo para hablar con el paciente ya que cuando cuentan sus preocupaciones, se desahogan, se relajan y confían más.

También es esencial explicar detalladamente con fotos, videos, dibujos, esquemas, etc. lo que van a hacerle al paciente para ayudar a disminuir el desconocimiento y la inseguridad que éstos tienen. Siguiendo un esquema en el que enseñamos las herramientas, decimos que haremos y, por último, lo hacemos ayudan a que los pacientes sean partícipes del proceso y no meros espectadores. Frases como: “sólo quedan 3 minutos”, “todo va sobre ruedas” o “lo estás haciendo muy bien” ayudan a tranquilizar a los pacientes y hacerles sentir que tienen algo de control en lo que sucede. 

El objetivo es que los pacientes pierdan su miedo y acudan a consulta por lo que lo ideal es minimizar los momentos traumáticos; por ejemplo, no usando herramientas que generan incomodidad ni raspar o golpear los dientes durante el diagnóstico.  Ponerles en contacto con pacientes que hayan finalizado el tratamiento y superado sus fobias puede, también, ser muy útil. 

Avances tecnológicos contra el miedo al dentista

La odontología, como cualquier ciencia, avanza a pasos agigantados y ya existen numerosas técnicas para que los pacientes no sientan dolores ni molestias en sus tratamientos dentales.

Además, se implantan sistemas que silencian el ruido de las herramientas; botones que paran el torno o permiten la liberación automatizada de anestesia local, dando más control al paciente; técnicas para ocultar los ruidos y olores de la consulta y un largo etcétera para lograr el objetivo de que el paciente se sienta a gusto y tranquilo. Sin ir más lejos, Catalunya dispone del primer programa de realidad virtual, llamado “Isla Calma”, compuesto por unas gafas 3D, unos auriculares y un mando inalámbrico, que transmiten al paciente sensación de calma y seguridad para ayudarle a olvidarse de que se encuentra en una consulta y disminuir su miedo al dentista.

Pero no sólo se dan avances técnicos; la forma de abordar el tratamiento también cambia. Los dentistas, cada vez más, se especializan en tratamientos a pacientes con odontofobia, llegando a implantar salas de operaciones con anestesia general y un sistema de planificación y asesoramiento para que el paciente sepa, en todo momento, qué va a ocurrir.

El dentista, un lugar de relajación

Por otro lado, en E.E.U.U. y España surgen lo que se denomina “clínicas dentales spa”, donde ofrecen a los pacientes tratamientos relajantes como acupuntura y masajes en los pies mientras el dentista trabaja. Todo ello amenizado con música relajante y olores aromáticos, creando la sensación de que nos hallamos en un lugar donde nos cuidan y no nos hacen daño.

Formación contra el miedo al dentista

Perder el miedo al dentista con óxido nitroso

Para los pacientes, el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Madrid (COEM) realizó el pasado mes de noviembre un curso gratuito para ayudar a superar el miedo al dentista. Un grupo de psicólogos se encargó de impartirlo con el objetivo de tratar una fobia que hace que hace que se retrasen o eviten las visitas al odontólogo, con los peligros a largo plazo que supone para la salud bucodental. Lo ideal es que los dentistas comuniquen este tipo de iniciativas a sus pacientes. Por otro lado, el Consejo General de Dentistas de España (CGOE) ofrece diferentes tipos de formación para dentistas. Entre ellos, un curso sobre el óxido nitroso como forma efectiva y segura de combatir el miedo al dentista. 

De cualquier manera, la experiencia a la hora de tratar a los pacientes es la mejor guía para los profesionales odontológicos. Cada paciente es diferente, con sus miedos y fobias, y es tarea del dentista hacerles sentir que su boca está en buenas manos.

Por nuestra parte, en ComparaDentistas ofrecemos la posibilidad, a dentistas registrados, de indicar en su perfil público si están especializados en tratar a pacientes con miedo, dando tranquilidad y una oportunidad para diferenciarse de sus competidores. Los usuarios también pueden hacer mención a ello en su formulario de solicitud .