ortodoncia_complicaciones

Una ortodoncia se ocupa de posicionar nuestras piezas dentarias para que estén colocadas correctamente. Se suele asociar erróneamente el uso de la ortodoncia a la estética, cuando es más un problema de salud. Actualmente ha tenido un auge enorme la ortodoncia invisible, ya que es muy estética y pasa desapercibida. La ortodoncia lingual va colocada en la parte interna de la boca, en lugar de ir en la parte externa, para que no sea visible. El precio de la ortodoncia varía bastante de un tipo a otro.

Sin embargo, a pesar de que tenga muchas ventajas queremos daros a conocer las complicaciones y consecuencias que puede tener el uso, así como la retirada, de la ortodoncia. Esto tanto en los brackets tradicionales como en la ortodoncia invisible o la ortodoncia lingual, por ejemplo. Comenzando con las complicaciones, tenemos las siguientes:

– Caries: debido al uso de la ortodoncia, es más fácil que aparezcan las caries. Pero con una higiene bucal correcta se pueden evitar, es decir, realizando los cepillados necesarios y no abusando de los azúcares para evitar la acumulación de placa alrededor de la ortodoncia.

– Heridas debido al roce: con el uso de la ortodoncia, los roces en la cavidad bucal puede producir algún daño. También, debido a que los aparatos están formados por pequeñas piezas, puede haber desprendimientos de éstas y causar algún roce o incluso correr el riesgo de ingerir alguna.

– Dientes flojos: muchos pacientes insisten en estar el menor tiempo posible con la ortodoncia. Sin embargo, las piezas dentarias no se pueden colocar correctamente de la noche a la mañana e incluso, el hecho de estar menos tiempo del que se debiera con la ortodoncia, puede perjudicar al paciente irreversiblemente, pues los dientes pueden quedar flojos durante desplazamientos demasiado breves e incluso caer.

– Alergia al material ortodóncico: hay personas, aunque pocas, que son alérgicas al material en el que están fabricados los aparatos. Generalmente son de níquel-titanio y acero inoxidable.

En cuanto a las consecuencias, no son menos importantes, pues son fundamentales para la salud de nuestros dientes. A continuación os detallamos las más destacadas:

– El uso de la ortodoncia genera dolor de vez en cuando debido al movimiento de las piezas dentarias. Estas molestias no son constantes, pero son inevitables en ciertas ocasiones.

– La retirada de la ortodoncia es fundamental para que todo el trabajo que la ortodoncia ha realizado sobre los dientes sea óptimo. Pero en su retirada siempre se requiere el trabajo de un profesional, pues un error puede causar daños irreversibles en el esmalte.

– Mejora de la articulación temporomandibular: durante el período de tratamiento esta zona se resentirá alguna que otra vez. Sin embargo, la buena noticia es que las personas que sufren de este mal notarán una mejoría después del tratamiento.

– Cuando se retire la ortodoncia se debe seguir visitando al especialista para controlar que todo se desarrolla de forma correcta y que los resultados son óptimos. Ya que puede ocurrir que, una vez finalizado el tratamiento, los dientes se muevan. Para ello es fundamental que el odontólogo aplique las medidas necesarias para su corrección.

El precio de una ortodoncia varía en función de las atenciones a cada paciente y, por supuesto, del propio tipo de ortodoncia, ya que actualmente hay una buena variedad de ellas en el mercado. Unas son más visibles que otras, pero todas igual de efectivas. Sin embargo, lo fundamental para evitar problemas, es estar en manos de profesionales, pues ellos sí conocen su trabajo y saben como actuar en cada momento.