Los mini implantes son una nueva técnica que sirve tanto para estabilizar una prótesis como para reemplazar el diente natural. Suelen usarse cuando el paciente tiene una pérdida ósea considerable y se quiere evitar el injerto óseo. También pueden usarse de manera provisional. Debido a que es un tratamiento mínimamente invasivo, se pueden insertar mini implantes con una corona provisional a la espera del implante final. Los mini implantes están hechos del mismo material que el implante convencional: de titanio.

Cuando se trata de estabilizar una prótesis, se suelen necesitar 4 o 6 implantes.

mini implante ball

Ejemplo de mini implante tipo ball – www.ondontit.com

¿Qué ventajas suponen los mini implantes?

  • El procedimiento es mínimamente invasivo y sólo requiere de anestesia local.
  • Los tiempos de recuperación se ven recortados.
  • Para los pacientes con pérdida ósea, y que por la razón que sea no pueden o quieren hacerse un injerto óseo, el mini implante es la solución más viable.
  • Si por razones médicas no puedes someterte a una intervención quirúrgica, los mini implantes son la mejor solución.
  • La cicatrización de los mini implantes es mucho más rápida respecto al implante convencional.
  • Son fáciles de limpiar, un enjuague junto con un cepillado suave suele bastar.
  • Como los mini implantes se usan de manera provisional, su extracción es rápida e indolora.
  • No suelen retener restos de alimento como otros métodos de anclaje, evitando el mal aliento.

¿Cuándo se desaconsejan los mini implantes?

El mini implante no suele ser viable a largo plazo debido al tamaño del implante (de 1,8 a 2,4mm de ancho y hasta 18mm de largo).
En el caso de que te quieras poner una prótesis amovible, el mini implante no debería de usarse.
Sólo se usa en la parte inferior, ya que no se integra en la parte superior.

 En conclusión, ¿Implante normal o mini implantes?

Dependiendo del caso, el dentista le propondrá uno u otro. Los mini implantes no requieren casi cirugía, y no suponen una invasión agresiva para el hueso. Además, en el caso de tener pérdida ósea, el mini implante no requiere casi nunca de un injerto. Es la solución más eficaz para estabilizar una prótesis inferior.

Si es para el reemplazo de una pieza dental de manera definitiva, el implante convencional es mucho más conveniente. Es menos económico, pero debido a su robustez, es más viable en el tiempo (la fatiga del titanio para el implante convencional es menor debido a su mayor grosor).

Tu dentista le dirá para tu caso concreto cuál es la solución adecuada. En el caso de que tu dentistas te pase un presupuesto elevado a tu juicio, siempre puedes usar un comparador de dentistas.