¿Qué es el blanqueamiento dental?

Cuando hablamos de blanqueamiento dental no referimos a un tratamiento estético cuyo fin es reducir varios tonos del color que, originalmente, poseen las piezas dentales. Y es que, debido a factores intrínsecos como la fluorosis o a extrínsecos como el consumo de café, tabaco y té pueden surgir manchas y producirse el decoloramiento de estos. En este sentido, el blanqueamiento dental consigue que los dientes luzcan más blancos y brillantes.

Durante un tratamiento de blanqueamiento dental, el especialista ha de tratar, mediante el uso de determinados compuestos como el peróxido de hidrógeno, acceder a los poros de los dientes en los que se almacenan las sustancias orgánicas que producen la decoloración y desencadenar una reacción de oxidación que las elimines. Posteriormente y, según el caso, se aplica una luz láser o LED para reducir el tono.

Actualmente, existe una gran variedad de tratamientos de blanqueamiento dental. Los más importantes son:

  1.  Blanqueamiento dental láser. Sólo un especialista puede llevarlo a cabo. Ofrece unos resultados prácticamente inmediatos. Para realizarlo, el odontólogo aplica un arco completo y, después, peróxido de hidrógeno al 35% para rebajar el tono. Asimismo, el paciente deberá, en su propia casa, utilizar una férula a medida con peróxido de carbamida.
  2.  Blanqueamiento dental LED. A groso modo, puede decirse que la aplicación del tratamiento es muy similar al caso anterior. Sin embargo, las luces LED producen menos irritaciones en las encías que el láser.
  3.  Blanqueamiento dental en casa. Estos no precisan de un odontólogo que lo lleve a cabo, sino que el usuario aplica una serie de geles blanqueadores es su propio hogar. No son tratamientos tan efectivos como los anteriores pero ofrecen buenos resultados en los casos más leves.

Preguntas frecuentes acerca del blanqueamiento dental

  1. ¿Duele el blanqueamiento dental? El blanqueamiento dental no produce ningún tipo de dolor al paciente sea cual sea el tipo de tratamiento que se aplique. Sin embargo, en algunos casos, es posible experimentar un exceso de sensibilidad durante las primeras 48 horas.
  2. ¿Quién puede recibir el tratamiento? Cualquier persona con un boca sana puede, sin ningún tipo de problemas, proceder a blanquearse los dientes.
  3. ¿Cuál es el precio de un blanqueamiento dental? El precio varía según el tipo de procedimiento que se vaya a llevar a cabo. Por un lado, el blanqueamiento dental en casa a base de geles y pastas suele rondar los 180 euros. Por otro, tanto el blanqueamiento dental láser como el blanqueamiento dental LED cuestan, aproximadamente y siempre según la clínica, unos 350 euros de media.
  4. ¿Cuánto duran sus efectos? Si se siguen todas las instrucciones de higiene proporcionadas por el odontólogo y se evita el consumo de tabaco, café y demás alimentos que provoquen manchas, los efectos del blanqueamiento dental pueden durar años sin ningún problema.
  5. ¿Los productos utilizados pueden dañar el esmalte? Rotundamente no. En este sentido, no importa el precio del blanqueamiento dental que compres, el esmalte de tus dientes se mantendrá en perfecto estado ya que tanto los productos como el láser o las luces LED actúan sobre los poros de los dientes.
  6. ¿Cuánto dura un tratamiento de blanqueamiento dental? No existe una respuesta exacta pues depende del tono de blanco que quiera conseguir el paciente. Sin embargo, hay que aclarar que cada sesión láser o LED dura, aproximadamente, 45 minutos y que, posteriormente, la férula ha de llevarse puesta durante 4 horas.
  7. ¿El blanqueamiento dental puede sustituir a una limpieza de la boca? En ningún caso. La limpieza está enfocada a reforzar el esmalte y proteger a los dientes mediante la eliminación del sarro y las bacterias mientras que el blanqueamiento solo posee carácter estético.