No son pocos los pacientes que observan los plazos que requiere la colación de un implante, y que desean encontrar una forma de reducir el tiempo de este tratamiento.En general de 3 o 4 meses a contar desde la fecha de extracción del diente. Así, muchos llegan a plantearse la posibilidad de recurrir a los implantes dentales inmediatos.
Por este motivo, aquí vamos a tratar de resolver los principales interrogantes que rodean a estas prótesis.

¿Qué es un implante dental inmediato?

Los implantes dentales inmediatos, también conocidos como implantes dentales de carga inmediata, son aquellos que se colocan en el mismo momento de la extracción del diente. Gracias a esta rapidez, el paciente ve reducidos sensiblemente los plazos que requiere la colocación definitiva de los implantes.

¿Cuándo puede usarse un implante dental inmediato?

Para llevar a cabo la colocación de los implantes dentales de carga inmediata se emplea el hueco dejado por la raíz del diente extraído, lugar donde se coloca el implante dental de carga inmediata junto con una corona provisional. De este modo, se consigue evitar la segunda intervención del proceso, que es la que se emplea para insertar el implante en la encía, y se evita la pérdida ósea por reabsorción.implante1

Parece que las ventajas son numerosas, aunque no en todas las condiciones puede emplearse un implante dental de carga inmediata. Conviene señalar que debe ser el especialista el que emita un juicio acerca de la posibilidad de realizar este tratamiento, aunque existen situaciones concretas que lo hacen imposible. Estos casos comprenden posibles infecciones en la zona del diente extraído o aquellas en las que el tejido óseo se ha visto dañado y requiere de un proceso de regeneración natural.

¿Cuánto valen los implantes dentales inmediatos?

Como en todas las intervenciones odontológicas, la colocación de un implante dental inmediato depende de diversos factores, tales como la mayor o menor calidad de los materiales usados, la tarifa del profesional que los lleve a cabo … etc. Sin embargo, como norma general, los implantes dentales de carga inmediata suelen tener un precio que gira en torno a los 1.000€ (a los que habrá que añadir luego el precio para la corona dental).

¿Cuál es el proceso para la colocación de los implantes dentales inmediatos?

El camino que debe seguirse para obtener la colocación de uno o de más implantes dentales inmediatos debe iniciarse con un cuidadoso estudio de las condiciones de salud del paciente. Hay que recordar que es imposible realizar la colocación de los implantes dentales inmediatos si se tiene alguna infección, enfermedad bucodental o trastorno relacionado como el bruxismo.

  1. Una vez que se tiene la certeza de contar con las condiciones necesarias para ser sometido a la colocación de los implantes dentales inmediatos se debe proceder a la extracción de la pieza dental que se quiera sustituir. Este paso, que deja libre el hueco de la raíz, es seguido de la colocación de la base de los implantes dentales de carga inmediata que se requieran, por lo que no es necesario realizar dos procesos quirúrgicos para ello.
  2. Una vez colocada la base de los implantes dentales inmediatos, se coloca sobre ellos una corona provisional que deja que la encía recupere su forma normal y que debe ser sustituida por la definitiva al cabo de unos meses.

Por todo ello, con los implantes dentales inmediatos el paciente sale el mismo día de la intervención con un diente perfectamente útil y con una calidad estética incuestionable.

Ventajas e inconvenientes de los implantes dentales inmediatos.

Los inconvenientes de esta intervención son mínimos a no ser que se sufra de bruxismo, infecciones u otros problemas bucodentales. Con todo, estas afecciones deben ser diagnosticadas previamente a la colocación de los implantes dentales inmediatos.
En cuanto a sus ventajas, hay que destacar la reducción de los plazos del proceso, la eliminación de una de las intervenciones quirúrgicas, un gran acabado estético y una conservación de la masa ósea natural mucho mayor.