quiste_dental

Un quiste dental, conocido profesionalmente como quistes odontogénicos, es una cavidad de carácter benigno en el que su interior contiene una sustancia en estado líquido o semisólido conocido como pus. Además, puede presentar una capa de tejido escamoso denominado como “epitelio escamoso estratificado”.
Y es que los componentes del quiste dental (pus y el tejido escamoso) pueden provocar en el paciente importantes daños en la zona maxilar o mandíbula, en particular a los dientes, provocando la pérdida, movimiento o malformaciones en los dientes.
El quiste dental no entiende de edades o de sexo, sino que lo puede presentar cualquier persona. Por otro lado, los quistes dentales suelen ser como consecuencia de una prolongación de infección en los dientes y/o hueso al que puede haber sido un implante, pero a veces pueden aparecer sin motivo aparente.

Tipos de Quistes

Existen muchísimos tipos de quistes dentales que se diferencian en dos grandes grupos: los quistes epiteliales, en los que se encuentran los quistes de desarrollos, y los quistes inflamatorios, y los quistes no epiteliales. A continuación veremos cómo se subdividen los grupos y explicaremos los quistes más comunes:

Quiste epiteliales

Quistes del desarrollo: Son quistes que provienen de restos epiteliales, es decir de tejidos dentales, bajo impulsos desconocidos.

  • Quistes odontogénicos
    Quistes gingivales infantiles: Suelen ser en recién nacidos y aparece como un pequeño bulto blanquecino.
    Queratoquiste odontogénico: Suelen aparecer en la zona del 3º molar y suele ser mayor de 3cm.
    Quiste dentígero o folicular: aunque aparece más en hombres, es poco frecuente y aparece entre 3º molares inferiores y caninos superiores.
    Quiste de erupción: Tiene una tonalidad azulada, presentándose en niños y adultos.
    Quiste odontogénico glandular: Su efecto es nocivo, produciendo en algunas ocasiones erupciones, disminución o perforaciones en los dientes. Su tratamiento dependerá de cada caso.
  • Quistes no odontogénicos: se manifiestan por restos epiteliales en las uniones embrionarios cuando se está formando la maxilar superior o alas dentales.
    Quiste nasopalatino: Se produce por los restos epiteliales y suele encontrarse por visitas rutinarias a tu dentista.
    Quiste nasolabial: Más común en mujeres, no se desarrolla dentro del diente. Quiste globulomaxilar: se conoce por el desplazamiento de raíces, teniendo que realizarse una quistectomía.

Quistes inflamatorios: al igual que los anteriores, provienen de tejidos dentarios pero estimulados por causas inflamatorias.

  • Quistes radicular: Son de los quistes más frecuentes en la odontología. Se detecta por su inflamación constante. Para mayor información pinche aquí (quistes radicular, todavía sin publicar)
  • Quiste apical y radicular lateral: Es lo mismo que lo anterior, pero que se encuentra en el lateral de la raíz del diente.
  • Quiste residual radicular: Lo mismo que un quiste radicular solo que es en la zona donde incompletamente se extirpado un diente.
  • Quiste periodontal: Muy raro, aparece en el lateral de la raíz de un molar inferior.

Quiste No epiteliales

Cavidad idiopática de Stafne: se caracteriza por su duración y el no saber porque salen este tipo de quiste.
Quiste óseo solitario: Más comunes en huesos largos y en personas jóvenes y con traumatismo en la zona afectada.
Quiste óseo aneurismático: Mayormente en mujeres, suele encontrarse en la zona del molar.

Medidas preventivas

Una buena higiene, la prevención y un tratamiento anticipado de las caries son medidas muy efectivas para evitar la aparición de quistes radiculares, que son los más comunes.

Para más información pincha aquí, podrás ver detalladamente cada tipo quiste y su tratamiento.
Pero ya sabes, para evitar la aparición de quistes debes hacer una higiene bucal adecuada con una limpieza dental adecuada. Por otro lado, si te han diagnosticado un quiste y te han dado presupuesto, ¡visítanos pinchando aquí! Encontrarás contraofertas impresionantes, ahorrando hasta un 40% sin perder esa calidad excelente que te ofrecen.