Una férula dental es una prótesis destinada a cubrir totalmente cualquier de los arcos dentarios de un individuo. Es decir, se trata de un dispositivo fabricado con materiales plásticos o acrílicos que se coloca sobre los dientes superiores o inferiores, ayudando a alcanzar los diferentes objetivos que el odontólogo se proponga. Así, una aplicación de este tipo consigue proteger la superficie de los dientes de desgastes ocasionados por diversas patologías o ayuda enormemente a la corrección de otros problemas bucodentales.

Ahora que ya sabemos qué es una férula dental, conviene acercarnos a su funcionamiento. Este aspecto no puede ser más sencillo, ya que las férulas dentales consiguen proteger los dientes al cubrirlos o aplicar diferentes sustancias al mantener un contacto con ellos. De este modo, las férulas dentales se aplican especialmente para problemas de bruxismo, rechinar y apretar los dientes mientras se duerme, y también para tratamientos de blanqueo, usos entre los que también cabe destacar el de eficiente sustituto de un aparato dental metálico.

Tipos de férulas dentales

El mercado ofrece una gran cantidad de tipos diferentes de estos aparatos, ya que cada uno está especialmente indicado para luchar contra una patología diferente. Por ello, vamos a detenernos en los tipos de férula dental más comunes:

  • Férula de blanqueamiento: este dispositivo contiene en su interior un agente blanqueante que en contacto con los dientes ayuda a eliminar manchas y otras decoloraciones. Es de los más demandados en el mercado.féruladental2
  • Después de un tratamiento de ortodoncia es habitual emplear una férula dental de mantenimiento, un accesorio que puede servir para asegurar los efectos positivos de esta intervención.
  • Uno de los tipos más importantes de férula dental es el de descarga: este modelo evita el contacto de la zona dentaria superior con la inferior, por lo que es usado en problemas de bruxismo para disminuir el desgaste dental que esta patología provoca en los pacientes.
  • Por último, existen muchos tipos de férula dental aplicados al deporte y a diferentes actividades, dispositivos que recubren los dientes y que evitan los posibles accidentes producidos por golpes de cualquier clase.

¿Cuánto valen las férulas dentales?

feruladentsPara cualquier férula dental el precio puede variar dependiendo de numerosas circunstancias. Así, uno de las principales diferencias la marca el tipo de férula dental, ya que las aplicadas a proteger simplemente de golpes en determinados deportes suelen oscilar entre los 10 y los 50 euros.

En el caso de problemas mayores como el bruxismo, las férulas dentales de descarga suelen tener un coste mucho mayor, aunque también existen modelos de menor calidad que se mueven en la horquilla de precios indicados. En concreto, las férulas de descarga aumentan su coste dependiendo de los materiales empleados en su elaboración y en la necesidad de adaptarlas anatómicamente a la boca del paciente, situaciones que pueden aumentar su precio hasta superar los 200 euros.

¿Cómo se hace y cuánto dura una férula dental?

En algunos casos, estos dispositivos cuentan con formas universales que se aplican a todos los pacientes, especialmente a aquellos que no sufren ninguna patología grave. Sin embargo, hay casos en los que es necesaria ajustar la férula dental a la anatomía de la boca de cada paciente. Para ello se realiza un molde que utilizará el protésico dental para elaborar la férula en cuestión, un accesorio realizado en diferentes materiales plástico.
Su duración variará en función de su calidad, aunque hay modelos que pueden resistir varios años de uso continuado sin ningún problema.

¿Cuándo usar una férula dental?

La respuesta es sencilla: siempre que existan problemas de desgaste de los dientes provocados por el bruxismo o cuando se necesite un tratamiento protector o blanqueador. Además, muchos casos de ronquidos nocturnos pueden ser corregidos con estos dispositivos, ya que corrigen de forma natural la postura mandibular de los pacientes.