limpieza-dental-tipos

¿Quién no ha oído hablar de los anuncios de limpiezas dentales en portales tales que Groupon, Groupalia y demás webs de descuentos? Lo que hace unos años parecía inaccesible, se ha vuelto un servicio rebajado hasta límites insospechables, que hasta llega a prestarse de manera gratuita en algunas clínicas y franquicias como utensilio de captación y fidelización de pacientes.

Pero, ¿Debes preocuparte de algún detalle cuando quieras hacerte una limpieza dental?

La respuesta es sí, no siempre las limpiezas dentales rebajadas son de buena calidad, las hay más o menos profundas.

¿Es el precio un indicativo?

Si y no. Un estudio publicado en 2014 desvela que el precio medio que cobra un dentista para una limpieza dental es de algo menos de 50 euros. Dependiendo de dónde se encuentra la clínica el tratamiento puede valer de 12 hasta 110 euros más.

¿Cómo sabes si una limpieza dental se realiza correctamente?

Ante todo tienes que entender que existen diferentes tipos de limpiezas dentales.
Mucha gente se piensa que sólo hay un tipo de limpieza dental. Pero no se correcto:

Te explicamos los 4 tipos de limpieza dental y sus indicaciones generales.

  • la limpieza dental sencilla.
  • la limpieza dental semi-profunda.
  • la Limpieza dental profunda.
  • la limpieza dental de mantenimiento.

El tipo de limpieza dental que necesitas te lo dice tu dentista. Después de hacerte un examen bucal del tejido periodontal (tejido que rodea el diente) y en el mejor de los casos después de hacerte una radiografía (panorámica casi siempre), el dentista te dirá qué limpieza dental es la más aconsejable. Como paciente deberías estar informado sobre las razones e indicaciones para llevar a cabo uno u otro tipo de limpieza bucal.

 

A continuación te explicamos los tipos de limpieza:

  1.  La limpieza sencilla se refiere a eliminar cálculos “supragingivales”, placa dental y manchas que se depositan sobre los dientes. Este tipo de limpieza generalmente no requiere anestesia salvo cuando los tejidos que rodean el diente están inflamados (“gingivitis”). Es aconsejable realizarla cada 6 meses.
  2.  La limpieza semi-profunda es la más indicada cuando el paciente lleva muchos años sin hacerse una limpieza. Generalmente estos pacientes tienen inflamación de las encías, sangrado y muchas zonas con cálculos o piedras dentales. Este tipo de limpieza se realiza para evaluar la condición periodontal del paciente. La re-evaluación se debe hacer al mes para poder determinar si el paciente aún necesita una limpieza profunda. Algunos pacientes necesitan dos sesiones para poder remover todos los cálculos acumulados con el paso de los años. Muchas veces se requiere de anestesia tópica o localizada en ciertas zonas para que el paciente esté cómodo y se pueda limpiar correctamente bajo las encías.
  3.  La limpieza profunda, se exige cuando existe enfermedad periodontal, que incluye: pérdida de hueso (apreciable mediante radiografías), movilidad dental, inflamación, bolsas periodontales, sangrado de las encías y halitosis. Es una infección causada por bacterias que atacan el hueso que rodea los dientes causando que los dientes se aflojen. La enfermedad periodontal o “periodontitis” es hereditaria y de avance lento. Para limpiar y remover el cálculo que esta debajo de las encías se debe anestesiar el/los cuadrantes que estén afectados. Este tratamiento requiere varias citas. Generalmente se le recomienda al paciente que se haga enjuagues bucales que contengan antibióticos para ayudar a combatir la infección. Es importante que después del tratamiento, el paciente acuda cada 3 o 4 meses a la consulta para llevar un control estricto de la enfermedad.
  4.  El mantenimiento Periodontal, es un tipo de limpieza que se hace después de una limpieza profunda.

Como verás, existen 4 tipos de limpieza dental, pero lo más importante es: un buen diagnóstico y un cuidado diario de tus dientes.

Resumiendo: la limpieza dental que se te realice en la consulta no sirve de nada si no mantienes una higiene diaria. Por lo tanto sólo hay una solución: acudir de forma regular a un dentista para que revise nuestras encías y dientes y determine qué tipo de limpieza necesitas. Si los precios de las limpiezas bucales te parecen demasiado caros, siempre puedes usar comparadentistas. Seguro te vas a sorprender que económico te puede salir hacerte un limpieza dental profesional.