quiste_radicular

¿Tu dentista te ha diagnosticado un quiste radicular, o has visto una bolsa extraña en tu boca desde hace bastante tiempo pero que aún ha desaparecido? Te indicamos qué son, cómo detectar un quiste radicular y cuál sería su tratamiento

Los quistes radiculares, también conocidos como los periapical, son los más frecuentes en el estudio de la odontología. Estos se generan en los restos de epiteliales odontológicos, es decir, en el tejido celular que recubre el diente.
Se manifiesta por una inflamación de larga duración formándose en el granuloma periapical preexistente, es decir en la masa de tejido de inflamación crónica que se encuentra en la zona apical del diente.

¿Cómo detectar un quiste radicular?

Los quistes dentales más frecuentes en la población se presentan entre los 30 y 70 años de vida. Normalmente aparece en el maxilar superior, afectando en mayor parte a las piezas dentales incisivos centrales.
Aunque muchas ocasiones no presentan ningún tipo de síntoma y se suelen detectar de forma casual, existe la posibilidad de que aumente de tamaño. Y es que esto puede provocar complicaciones en la salud bucal como por ejemplo: las malformaciones faciales, movimiento de los dientes, aumento de la temperatura, inclinación por separación de dientes o posibles fístulas. Los quistes que se hayan infectado y tengan pus, pueden presentar síntomas similares una periodontitis aguda supurada.
Puede asociarse no solo a una pieza dental, sino a varias, siendo estas no vitales. Además puede presentar, no frecuentemente, células mucosas, depósitos de colesterol, hemosiderina, calcificaciones de diferentes tipos o alguna hemorragia.

Tratamiento del quiste radicular

En base a su tratamiento, existen diferentes posibilidades de cura del quiste radicular, con el fin de evitar la extracción dentaria, conocida profesionalmente la función de extracción como la enucleación.
La primera posibilidad es conocida como la endodoncia , a continuación una apicectomía y finalmente quistectomía
Primero se hará la endodoncia, que es el proceso de eliminación de la pulpa del diente y sellarlo una vez terminado el proceso. La pulpa es el tejido blando que cubre los nervios de los dientes y los vasos sanguíneos. Luego pasa a realizar la apicectomía, que es una técnica quirúrgica cuya finalidad es eliminar la infección que afecta a la raíz del diente y los tejidos que se encuentra alrededor. Y finalmente la quistectomía, que es la extirpación del quiste.
Todo ello, es para aquellos casos que no sean necesarios la extracción de las piezas dentales.

La segunda opción es la de extracción de los dientes que no tengan vitalidad y Curetaje en función de la lesión.
En este caso, ya no es posible conservar el diente o piezas dentales y es por ello que pasan a realizar una extracción de los dientes afectados al igual que el quiste y hacer un Curetaje de ello, es decir, eliminar el tejido afectado para poder tener una salud bucal adecuada.

Medidas preventivas

Una buena higiene bucal, la prevención y un tratamiento precoz a la aparición de las caries son medidas muy efectivas para evitar la aparición de quistes radiculares.

Así que ya sabes, a cuidar más de tu salud bucal y acuérdate cepillarte los dientes todos los días, hacer uso de tu hilo dental al igual que enjuague bucal y visitar a tu dentista.
Si te han diagnosticado un quiste dental y te han dado presupuesto, puedes entrar en nuestra página web comparadentista.com y comparar precios, te puedes ahorrar hasta un 40% y si te quieres hacer una limpieza dental por un precio más economico pincha aquí,

Tagged with: